miércoles, 27 de noviembre de 2013

Learning a good lesson: Don't run when you has eaten bean.

     
  
   Pues eso eso mismo queridos lectores, hoy he aprendido una lección importantísima en el mundo del running, si vas a comer judías o ya las has comido, no intentes salir a correr porque te van a pasar factura, os lo aseguro.
Yo he salido a correr con la barriga muy pesada y es que, este tipo de comida es de digestión muy lenta y pesada. Cuando iba por el kilómetro 2 o así, me ha empezado a doler la barriga bastante y he comenzado a tener sensaciones de querer vomitar, así que, al llegar al kilómetro 3, he salido zumbando para casa, me he duchado y me he tomado un té para asentar en estómago. Ha sido un rato un poco molesto y no se lo recomiendo a nadie.

    Además de ésto, sigo con la semana de mentalización y cerrrando los objetivos del mes que viene, además de el de ayer, junto con algunos para el 2014 (la cosa de rebaja de inscripciones si lo haces un mes u otro). También estoy buscando información y empapándome bien, de como se prepara uno de los objetivos, para intentarlo hacer lo mejor posible, dentro de mis posibilidades.

Y nada más por hoy, salvo los datos de la mini carrera:

  • 26 minutos de duración.
  • 4,0 kilómetros de recorrido-
  • 249 kilocalorías consumidas.
  • 152 ppm medias durante todo el ejercicio.
  • 7,9 gramos de grasa quemados.
Muchas gracias por vuestra paciencia, gracias por seguirme  y por dedicarme parte de tu tiempo. 

See you soon. Bye Bye.


"El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional." - Buda Guatama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario