lunes, 21 de octubre de 2013

XXXIII Carrera de la Ciencia.


     Sí, señoras y señores, mi último reto ha sido la participación en los 10 kilómetros de la Carrera de la Ciencia que organiza el CSIC. Ya lo dije en la planificación para preparar la media maratón, en la que señalé 2 pruebas, y ésta era una de las obligatorias. 
Realmente, todo empieza por un concurso en twitter para conseguir un dorsal gratis que lanzaron los @Drinkingrunners. Que consistía en enviar un tweet con el hastag #KmsXAlimentos con un mensaje con el porque querías correr en esta competición. Y resultó que, por una vez en mi vida, me tocó un dorsal gratuito para una carrera gracias a una red social.


   La verdad, que hacía tiempo que conocía y seguí la labor de los @Drinkingrunners, pero como no son de mi provincia, ni han hecho nada cercano, no he podido colaborar nunca con ellos. Y, regalándome este dorsal, al final, he podido ayudar lo que he podido y estaba en mi mano.

   Todo comenzó el domingo muy de mañana, que había que ir al centro del CSIC en la calle Serrano para recoger el dorsal y el chip para las mediciones. A ésto último, tengo que decir que había mucha confusión, porque lo tenían distribuido en 2 zonas, pero los de la 2ª zona no podíamos recoger chip y dorsal a la vez, teníamos que visitar las 2 zonas, además de estar todo muy oscuro.
Además, en mi caso, como iba con mi amigo Fernando, que es investigador en el CSIC, por lo que ya tenía su dorsal, fuimos a ver si conseguíamos todo lo mio primero, que estaba en la Zona B, que es la más alejada, para luego ir a por su chip. Pues la aventura fue graciosa, porque dejamos primero 10 kilos de comida a los componentes de los @Drinkingrunners que estaban abajo y recogimos el chip (no todo el mundo da tantos kilos de comida, pero yo me he sentido agradecido y quería hacer honor a su lema km por alimento, asi que, carrera de 10k = 10Kg). Nos mandaron a la Zona A, a por el dorsal. Fuimos a por éste, y, en el sitio que estaba, no aparecía, hasta que, con la ayuda de uno de los organizadores, pudimos sacar que los tenían los organizadores del concurso. Estuvimos en su stand para recogerlo, nos colocamos todo y nos fuimos a la línea de salida.






      A las 9 de la mañana se dio el pistoletazo de salida para la carrera, y fue un sin fin de gente bajando la calle Serrano a 'toda leche'. Esa parte la hice más rápido de lo normal, pero es que la cuesta es graciosa. Después de llegar a Recoletos, comenzamos la parte más dura de la carrera, que fue subir casi 4 kilómetros de Castellana, que, queridos lectores, no es llano, tiene una pequeña pendiente constante y se hace eterna. A la mitad de ésta, mi GPS me volvió a abandonar y no tengo registro de más.
Pero en la Castellana no acababa la cosa, había otro par de subidas antes de llegar a meta, a la que llegué esprintando para bajar de la hora tanto en el global como en el neto. Como anécdota, puedo decir que he me ha adelantado el 'tio del megáfono' de los @DrinkingRunner, que iban animando el cotarro desde atrás, y que me alcanzaron en el kilómetro 8. ¡Unos figuras!

Hay que decir que, según escuchabas a algunas personas, esta ha sido una de las carreras más duras por las cuestas que tenía. Y yo, desde luego, lo noté bien, porque estuve al límite 3 veces para pararme, pero seguí por inercia, además de pensar en varias ocasiones en no volver a correr hasta el año que viene o qué hacía yo allí. Pero, de alguna manera, conseguí vencer a mi cabeza y terminé de la mejor manera posible, a mi ritmo y pensando kilómetro a kilómetro.

    Solo añadir que, la conseguí terminar, y según el registro, conseguí bajar prácticamente 8 minutos desde mi primer 10k a finales de junio. ¡Qué no está mal para alguien que no ha corrido nunca! ¿No crees?



 Aquí van todos los datos que he podido recoger de la XXXIII Carrera de la Ciencia:

  • 58 minutos 32 segundos de duración.
  • 10.0 kilómetros recorridos
  • 668 kilocalorías consumidas.
  • 170 ppm medias durante todo el ejercicio.
  • 15,9 gramos de grasa quemados.

    Después de esta experiencia, no tan agradable, estoy pensando en replantearme alguno de los retos en mente, porque no me he sentido muy a gusto. Pero luego pienso y mi parte crazy man me dice: 'por qué no lo intentas, sigue entrenando, que lo mismo el año que viene no puedes hacerlos'. Así que, queridos lectores, así estoy a 20 días de mi posible estreno en las medias maratones, no se si dejarla para el año que viene o enfrentarme a la programada. Os voy contando.

Muchas gracias por vuestra paciencia, gracias por seguirme  y por dedicarme parte de tu tiempo. 

See you soon. Bye Bye.

"No te estoy diciendo que será fácil, te estoy diciendo que valdrá la pena." - Anónimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario